Entrada destacada

Tiendas en las que encontrar Lirio de Sangre

He empezado a llevar Lirio a las tiendas a las que tengo acceso y voy a hacer una lista para que sepáis dónde podéis pillarlo. AVISO: Só...

martes, 15 de enero de 2013

Rueda de prensa 2

"-En fin, al tajo.

-Señorita, ¿no va a comentar nada respecto a que acabe de terminar de revisar Odisea?

-¿Qué voy a decir, Dusty? No es más que un paso de los muchos que tengo que dar. Cuando tenga la copia digital al menos ya lo notificaré. Ahora, rueda de prensa de estos tarados."


La Escritora regresa a su atril con una taza de té negro con naranja, da un trago al líquido frío y se aclara la garganta.

-¿Todos en sus puestos? -pregunta y de ambas partes, conferenciantes y público, le responden con un grito de guerra que ya quisieran vikingos y espartanos con el pecho al descubierto-. Perfecto. Comencemos. ¿Siguiente cuestión? Y concretad un poco para que no nos tiremos aquí otra hora.

Un chico con perilla larga y melena atada en una coleta levanta el brazo.

-Adelante, Isma.

-Tengo una pregunta para Tristán.

Hay un murmullo en los conferenciantes y le dejan espacio en la zona redencionesca.

-Si la pregunta es si me acostaría contigo, la respuesta es sí, guapetón. Grrrrl -responde Tristán.

La Escritora suelta un suspiro resignado. "Ya empezamos con las depravaciones" se dice. Pero el que ha preguntado no parece molesto.

-Claro, porque soy divino -responde sin atisbo de humildad-. Pero, a lo que iba. ¿Que se te pasó por la cabeza para violar a todos esos presos? -añade con tono profesional, sin asomo de vergüenza.

-Depravados... -canturrea por lo bajo la Escritora.

-La culpa no es mía, sino de los cuidadores, que los visten como putas -responde Tristán y se queda tan ancho.

Hay un forcejeo cuando Bufo intenta apuñalarle con uno de los cuchillos de Diana y ella lo intenta recuperar, al tiempo que Tristán se protege con su tridente y el resto de la gente se aparta o jalea.

-¿En serio, Tristán? -pregunta la Escritora alzando las cejas.

-¿Eh? -aún con el tridente dispuesto a ensartar a quien se le subleve, se vuelve hacia el atril y después hacia el público, en especial hacia el chico con perilla-. ¿Queréis una respuesta seria? Qué pesados, macho. Está bien, coge una libreta y apunta -se sienta en la mesa cuando se asegura de que Bufo ha dejado de intentar abrirle en canal y se limita a fulminarle con la mirada-. ¿Que qué se me pasó por la cabeza? -se coloca en pose de pensador interesante-. Veo que no sabes que, en realidad, la mente de un hombre puede llegar a ser muy simple.

-Esa frase me resulta preocupante, teniendo en cuenta que te ha preguntado un hombre... -murmura la Escritora y da un sorbo a su té frío.

-¿Nunca has oído eso de que pensamos en sexo cada siete minutos? -continua el redentor como si no la hubiera escuchado, y como si fuera un profesor de filosofía de la universidad (no le querríais tener de profe, a saber qué hay que hacer para aprobar)-. Pues combina eso con un redentor sexualmente reprimido recién llegado al Infierno. Mala combinación, ¿no crees?

Isma asiente y toma apuntes. (Seguro que tú sacarías sobresalientes con el profesor Tristán, pillín).


"-Señorita, ¿no cree que se está pasando?

-¿Por lo que dice Tristán? Porque ahora va a ir a peor.

-No, por lo que le insinúa usted al público.

-Bah, sé que les va la marcha. A todos. ¡Todos locos!"


-Yo no siempre fui así -continúa Tristán con teatral nostalgia-. Cuando entré a trabajar aquí era más introvertido y, sobre todo, cohibido.

-¡Claro, yo tampoco quería! -le bramó Bufo-. ¡No te jode, puto sádico maricón!

-¿Es que sigues enfadado por nuestras sesiones? -le pregunta con desdén, para añadir con malicia-: Pues bien que gemías.

-Por el dolor, so capullo. A ti nadie te quiere, te desprecian como a mí las tías. Deberías estar en la celda de al lado -le gruñó agresivo.

Desde el público llegan algunos cuchicheos femeninos que suenan raros, como a... ¿admiración? Bufo pierde el hilo de sus insultos al escucharlo. Además, otro de los conferenciantes, el llamado Maniquí enrojeció y boqueó como si las palabras le quemaran en la lengua, pero no dijo nada.

-Claro, claro -dice desdeñoso-. ¿Por dónde iba? Ah, sí -asiente para sí mismo y retoma su monólogo-. Supongo que por un lado tenía que desahogarme para soportar el trabajo. Todos esos gritos, toda esa desesperación... -su vista se pierde en el infinito-. Era demasiado para mí.

Mientras Tristán habla, la Alcaidesa tiene una sonrisa amplia y perversa, se está regodeando con la historia. Es precisamente ese tipo de reacciones las que busca día a día en su cárcel.

-Y, claro, me encontraba a los hombres sometidos a mí... Era demasiada tentación como para contenerse. Así que empecé a abusar de ellos -confiesa como si nada-. No es algo de lo que me sienta especialmente orgulloso, pero tampoco me quita el sueño por la noche -se encoge de hombros-. Aparte de que no todos oponían tanta resistencia como pueda creerse, hasta alguno se dejaba...

-Según me han contado, usar drogas no vale -le recriminó Bufo, caustico.

-Tanta insistencia me lleva a pensar que te gustó -le responde muy seguro de sí mismo-. En fin. ¿Mi respuesta ha sido satisfactoria? -pregunta con un exceso de petulancia.

Isma asiente, dándose por satisfecho y guarda la libreta.

-Estupendo. ¿Alguna otra pregunta antes de la pausa para ir al baño? -insta la Escritora mirando al público.

La primera chica levantó la mano de nuevo.

-¿Sí, Luli? Ya sabes lo que pasará si te excedes otra vez, ¿no?

-Esta vez es sólo para Dämon -aclara.

El aludido se sorprende y da un paso al frente, quitando de en medio a Tristán de un violento empujón.

-¿Qué quieres?

-Aparte del cambio estético, ¿la mano te afecta de alguna manera? Es decir, ¿te duele o así?

Dämon hace una mueca ácida.

-Pica -responde quitándose el largo guante que le llega hasta el codo, descubriendo su piel renegrida.

-Creo que tengo una cura para ello -interviene Kielan-. No te quitaría las... características adquiridas, pero dejaría de picarte y deshacerse así.

-Estupendo, ¿cuándo dices que te pasas por Redención? -le hace un gesto con la diestra y de ella cae un polvillo tan negro como el resto de su brazo-. Porque yo no puedo dejar el trabajo -dice con un punto de malicia.

-No está en mis planes volver por ahí todavía. ¿Qué te parece si quedamos en un lugar neutro, con tu hermana como mediadora?

-Aléjate de ella o te despedazo con estas uñas tan majas que me han salido gracias a ti -hace la ola con las cuchillas de azabache.

-Técnicamente fuiste tú el que...

-¡Técnicamente una mierda! -se lanza a por él con malas intenciones.

-¡Eh, a calmarse todos! -ordena la Escritora.

-Preguntabas si me afecta de alguna manera -repite Dämon mientras sujeta a Kielan con la siniestra y le amenaza con la diestra-. Pues sí. Desde hace un tiempo me tienta destrozar unas cuantas caras usando estas preciosidades.

-Me alegra saber que te gusta el cambio -dice Kreuz sin alterarse por el peligro.

-Si quieres destrozar caras, podrías... -empieza la Alcaidesa.

-Arrancarte todas las putas vísceras por el puto culo -termina Dämon y sus palabras sacan murmullos, risitas y exclamaciones por parte de los habitantes de Redención-. No trates de arrastrarme a tu juego, zorra.

-Ya veremos -murmura sombría y sádica.

-Si, ya veremos -suelta a Kielan de un empujón y se vuelve hacia él público-. ¿Algo más?

-No, con esto va bien -responde Luli.

-Perfecto. Pausa para aliviar la vejiga y tomar un café para volver a llenarla -dice la Escritora yendo a servirse más té.

"-Ea, pues con esto tenemos hasta otro día.

-Menuda forma de enrollarse tienen.

-Es lo que tiene cuando la gente interacciona -se encogió de hombros-. Y cuando lo escribo yo -reconoció resignada."

8 comentarios:

  1. gdsagdsasf me ha sabido a poco ;//v//;

    ResponderEliminar
    Respuestas
    1. Cómo te gusta que salga Bufo, pillina XD

      Eliminar
    2. cada vez que dice tacos se gana mi kokoro <3

      Eliminar
    3. No es el único agresivo y malhablado :3

      Eliminar
  2. Qué buen vocabulario tienen en esta rueda de prensa XD Se nota que están educados en las artes de la dialéctica y los buenos modales...
    Mejor me dejo de sarcasmos XD

    ResponderEliminar
    Respuestas
    1. Son un amor XDDD
      Pero más de uno podría hacer un alarde de dialéctica, solo que no le preguntan. Van a por los malotes XD

      Eliminar
  3. Ese Tristán... pues las chicas la llevaríamos de perder si fueramos sus estudiantes xD aunque tengamos buenas notas, igual no nos pasa v,v

    Damon! o3o tan violento alsjdlfasdf

    ResponderEliminar
    Respuestas
    1. Pues sí, los chicos tendrían problemas graves de acoso y las chicas no aprobarían por culpa de su misogénia XD

      ¿Mola que sea violento? XDD
      Ahora con ese nuevo factor de proteger a su hermana de locos de jeringuilla fácil XD

      Eliminar